16 marzo 2010

Cinefilia: Shutter Island

Imaginaos una isla. Una isla en medio de la nada. Rodeada de mar. Una isla de la que no puedes escapar. Una isla en la que no hay nada salvo una institución mental. Una isla llena de maníacos asesinos y peligrosos enfermos mentales. Esa es Shutter Island. Allí está Ashecliffe. Y alguien ha desaparecido.

- ¿Cómo está esta mañana?
- Bien, ¿y usted?
- No me quejo.
- ¿Qué vamos a hacer ahora?
- Dígamelo usted.
- Debemos salir de la isla, Chuck... Volvamos. Sea lo que sea lo que esté pasando aquí, no es bueno.
- ...
- No se preocupe, no nos alcanzará.
- Sí, somos más listos que ellos.
- Sí, de eso no hay duda.
- ...
- Este lugar hace que me pregunte...
- ¿Sí? ¿El qué, jefe?
- ¿Qué sería peor? ¿Vivir como un monstruo o morir como un hombre bueno?
Martin Scorsese dirige esta película, basada en un libro de Dennis Lehane, protagonizada por Leonardo Dicaprio en el papel de Edward "Teddy" Daniels, un policia judicial al que se le ha asignado un caso; investigar la desaparación de Rachel, una peligrosa paciente que asesinó a sus hijos antes de ser internada en Ashecliffe. A él se le unirá Chuck Aule, otro policía judicial al que no conoce y que lo ayudará con el caso.
Aunque, a priori, el planteamiento es bastante simple: una isla de la que no puede salir, un desaparecido y unos policías que investigan; pero al contrario de lo que pueda parecer, la isla esconde muchos secretos.
Teddy es viudo y veterano de la Segunda Guerra Mundial. Su mujer, Dolores, murió en un incendio provocado por el encargado de mantenimiento del edificio en el que vivían, un hombre llamado Andrew Laeddis, el cual será la clave para comprender TODO lo que pasa en la isla.
Desde la llegada de Teddy y Chuck, la lluvia no cesa. Los doctores, las enfermeras, los celadores, los pacientes, todos, parecen estar al tanto de lo que sucede, pero nadie dice nada. En sus pesquisas, Teddy encuentra un cuarderno perteneciente a Rachel en el que encuentra la frase: "¿Quién es el 67?"

Dicarpio hace una gran interpretación -como siempre- y está acompañado de un elenco de actores que no hay que ignorar: Ben Kingsley, Mark Ruffalo, Max von Sidow, Michelle Williams, Patricia Clarkson, etc. Todo esto, unido al talento como director de Scorsese dan como resultado una película que no dejará indiferente a nadie. Absolutamente sorprendente. Cualquier idea preconcebida que tengas sobre ella se caerá en menos de veinte minutos de metraje.
Poco o nada tiene que ver con anteriores películas de Scorsese, aunque cabe decir que es muy dado a ambientar sus películas de formas completamente distintas. Es una pena que no se estrenara para los Oscars, porque, de seguro, habría competido muy elegantemente.
Se sirve de los flashbacks y los sueños al estilo David Lynch -nunca me atreveré a reseñar una película de este caballero- para darnos datos sobre el pasado de Teddy con cuentagotas, pero aunque te lo están enseñando, estás viendo lo que pasa, hasta que no llega el final, no eres capaz de verlo, y lo que parece una absurda historia inventada por el propio Teddy para castigar al asesino de su esposa en la que hay implicada una gran conspiración por parte del gobierno, de pronto, cobra sentido y encajan todas las piezas como un puzzle perfecto.

3 comentarios :

  1. El sábado fui a verla al cine y me gustó mucho. La verdad es que cuando la vi en cartelera no me llamó la atención pero las buenas críticas de los bloguers me alentaron a verla y finalmente quedé encantada.

    Tiene muchos momentos que me gustaron, especialmente la primera vez que sueña con su mujer, me pareció una escena preciosa. El final es muy bueno, aunque yo ya me imaginaba como sería el desenlace ;)

    ResponderEliminar
  2. Salí del cine con un mal rollo en el cuerpo tremendo, es una película muy agresiva psicológicamente. La interpretación de DiCaprio fue brillante, pedazo de papelón

    ResponderEliminar
  3. Me dejó frío. Buen reparto y buena puesta en escena pero no me acabó de gustar el ritmo.

    ResponderEliminar

Que las palabras fluyan por tus dedos...

1. No spam: nada de enlaces.
2. Si quieres que visite tu blog o quieres afiliarme, no me dejes el link, mándame un correo.
3. Los comentarios con enlaces, peticiones de afiliación, etc., serán borrados. Para eso tenéis el correo