26 septiembre 2011

Reseña: Retrum 2. La nieve negra

Entre lo real y lo sobrenatural
¡Aviso: Puede contener spoilers de Retrum: Cuando estuvimos muertos!
Ha pasado un año…
Aparece un nuevo clan que utiliza la misma estética gótica de Retrum, con objetivos mucho más siniestros.
La espiral de pasiones y muerte llegará a límites insospechados…
LA PESADILLA NO HA HECHO MÁS QUE EMPEZAR.
Historia
Ya ha pasado un año de los trágicos sucesos de Highgate. Los pálidos tratan de seguir adelante, pero en realidad, Alexia, que lleva algún tiempo sin aparecer, no piensa dejar las cosas como están, ni siquiera el amor de Christian es capaz de detenerla. Sin embargo, Alexia será sólo una de las preocupaciones del joven, ya que Alba, la que fuera su compañera y con quien intentó olvidar a Alexia, no piensa rendirse con él y hará lo que sea para tenerlo a su lado, incluso meterse en un mundo oscuro del que se convierte en la reina.

Opinión personal
Tras el rotundo fracaso que fue Retrum para mí, me daba auténtico pavor enfrentarme a su segunda parte, pero era optimista en cierto sentido, pues imaginaba que no podía ser peor. Sigo sin ser capaz de comprender cómo tuvo tanto éxito cuando yo no hago más que encontrar pequeños detalles que hacen que la historia cojee por todas partes. Por suerte, Retrum 2 ha conseguido solventar en cierta medida muchos de los fallos que encontré –otros no– y ha resultado ser una lectura que supera a su predecesora, no sólo porque es más veraz –en la medida que una historia de estas características puede serlo–, sino porque está mejor construida y más trabajada.
Retrum 2 aborda la historia un año después de donde se quedó. Ha pasado mucho tiempo y los propios pálidos han ido cambiando aunque se empeñan en permanecer unidos por un frágil hilo. Las cosas se complican cuando empieza a correr el rumor de que un grupo de estética gótica como Retrum está profanando tumbas y realizando actos de vandalismo en diversos cementerios. Lo que los chicos no saben es que quienes andan detrás de esos sucesos son realmente peligrosos y están mucho más cerca de lo que imaginan. A todo se le unen los problemas de Christian con su padre, quien decide que es el momento de llevar a casa a su nueva novia y la hija de está, Birdy.
El argumento es, de nuevo, descabellado, pero mientras en Retrum encontrábamos pequeños detalles que hacían que la historia fallara, su segunda parte se sostiene y guarda cohesión, incluso trata de solventar los fallos de la anterior entrega dando algunas explicaciones –aunque hay cosas que seguirán sin tener sentido–. Sigue desprendiendo ese halo gótico, sobre todo al inicio, pero digamos que en esta parte se deja a un lado la estética y se centra más en los hechos. También hay ciertos guiños que me han hecho sonreír.
A los personajes que ya conocimos en Retrum se les une Birdy y los compañeros de Alba, aunque no se profundiza demasiado en ellos. Christian sigue siendo un protagonista que no me gusta, pero conforme avanza la historia vemos como va madurando y poniendo en orden sus prioridades. Alexia sigue siendo una caprichosa que actúa por impulsos y por mucho que quiera a sus amigos, siempre antepone sus propios objetivos a los de los demás, le falta carisma que sí tiene Alba, quien aun a pesar de convertirse en la mala de la historia, tiene mucho más gancho y es un personaje mucho más interesante.
De nuevo, he sido incapaz de sentirme identificada por los personajes, no sé si por la escena a la que pertenecen o, sencillamente, porque no tienen nada que ver conmigo. Se observa la evolución de los mismos hacia personajes más humanos pero siguen sin calarme del todo.
Pero si tenemos algo que destacar es la pluma de Miralles, de una delicadeza inusitada, capaz de trasladarte al mismo escenario de la novela. Su estilo es impecable y consigue atrapar al lector incluso cuando no te gusta lo que te está contando como me ocurrió a mí con Retrum. No escasea en descripciones sin llegar a ser cargante y tiene muy buen gusto para las citas. Se nota que lleva años en este mundo y tiene recursos de sobra para atraer lectores.
Para aquellos a los que no les gustó Retrum, La nieve negra puede resultar interesante. Consigue transformar la decepción en sorpresa y, aunque sigue la misma línea, hay un cambio bastante importante en la manera de llevar la historia y en los personajes. A los que disfrutaron con la primera parte, estoy segura de que esta segunda entrega los va a conquistar porque gana mucho en todos los sentidos. Desde luego yo ya quiero saber con qué nos va a sorprender Miralles la próxima vez.

Valoración

Ficha
Título: Retrum 2. la nieve negra
Autor: Francesc Miralles
Año: 2011
Editorial: La Galera
ISBN: 9788424636166
Gracias a La Galera por la colaboración.

7 comentarios :

  1. Lo tengo pendiente. Me leí la primera parte y me gusto bastante así que haber que me depara esta.

    Muy buena reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo pendientes los dos, parece que a todos os gustan así que caeré
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo he leído por encima porque estoy pendiente de leer el primero *.* a ver qué tal. Un saludito

    ResponderEliminar
  4. A mi me pasa justo al contrario: cuando veo reseñas negativas de retrum, me sorprendo bastante. Para mí ha sido todo un descubrimiento ^^
    Esta segunda parte me gusto aún más si cabe que la primera, y aunque no esté de acuerdo en tu descripción de los personajes, si que la estoy con tu descripción del estilo del autor xD
    Beeesos

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, después de tu reseña puede que me lance, porque Retrum 1 no me gustó nada (empezaba bien pero todo se jodió en el cementerio de Highgate en esa-escena-que-creo-que-ya-te-comenté), y la promesa de que "mejore" me anima :D

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. pues no se ve tan mal, pero me gustari aleerlo!

    ResponderEliminar

Que las palabras fluyan por tus dedos...

1. No spam: nada de enlaces.
2. Si quieres que visite tu blog o quieres afiliarme, no me dejes el link, mándame un correo.
3. Los comentarios con enlaces, peticiones de afiliación, etc., serán borrados. Para eso tenéis el correo