30 enero 2013

Reseña: American Gods

Dioses entre nosotros.
¿Es que no hay nada sagrado?
Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Wednesday, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.
Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.
Poco a poco descubriremos que Wednesday es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.
Historia
Sombra ha salido de prisión antes de tiempo, pero el motivo no es nada alegre. Su mujer, Laura, ha fallecido en un aparatoso accidente. Sin embargo, en su viaje a casa conoce a un tipo muy extraño, Wednesday, que no sólo sabe quien es él con pelos y señales, sino que le ofrece un trabajo que Sombra no podrá rechazar. Pero en su nueva aventura, Sombra descubrirá que todo aquello que no creía real, lo es, y que parece que el destino de todos está en sus manos.

Opinión personal
Mi relación con este libro viene marcada por el amor-odio, así que quizás debería empezar por ahí y explicaros porqué, pero es que ni yo misma sé muy bien porqué, sólo sé que me alegro de haberlo terminado y que probablemente no vuelva a acercarme a él nunca más, porque a pesar de lo increíble de la historia y lo maravillosa que resulta y lo bien construida que está, es el libro que más me ha costado leer en toda mi vida y no quiero repetir la experiencia.
Sombra está a punto se salir de la cárcel tras una reducción en su condena, pero inesperadamente, 3 días antes de su salida oficial le permiten abandonar la prisión, el motivo: la muerte de su esposa Laura. Sombra, algo hundido al conocer las circunstancias que rodean a la muerte de Laura, conoce a un misterioso tipo, Wednesday, que le ofrece un trabajo, él sólo tendrá que hacer lo que le manden y recibirá una buena cantidad de dinero. Sin embargo, su viaje va a estar rodeado de historias extrañas y Sombra conocerá a los dioses que ahora campan por tierras norteamericanas y que se enfrentan a un terrible enemigo, los dioses de la tecnología.
No sé cómo sería la historia que originalmente fue publicada ya que la que llegó a mis manos fue la edición revisada por motivo del décimo aniversario de su publicación. En el epílogo a esta historia, el propio Gaiman dice que tuvo que cambiar muchísimas cosas de la historia porque sus editores le dijeron poco menos que era un coñazo tal y como estaba, así que la novela vio la luz con otro aspecto y ahora nos llega tal y como Gaiman quiso contarla.
La mitología propia de American Gods es fascinante, así como todos los personajes y los secretos que se tejen entre ellos, pero es una novela terriblemente lenta y pesada. Pasan miles de cosas pero a la vez da la sensación de que no pasa nada y de que te has atascado en la misma página. Paré de leer en varias ocasiones y me tuve que obligar a seguir leyendo y aunque la pluma de Gaiman me tenía fascinada y encontraba interesantísima la historia de fondo, no lograba engancharme de ninguna de las maneras hasta que alcancé las últimas doscientas páginas, en las que la novela pasó de ser un sufrimiento a mantenerme completamente pegada.
Sombra es un personaje que resulta complejo en su simplicidad. Vamos, no tiene un trasfondo demasiado profundo y es bastante simple, no piensa a largo plazo, sólo en el aquí y ahora, pero conforme va descubriendo esta nueva América, va cambiando, empieza a ver el mundo de otro modo y sus motivaciones cambian constantemente, pero sobre todo es una persona leal, y eso se lo demuestra constantemente a Wednesday, que podría ser el gran interrogante de la novela y aparece y desaparece del camino de Sombra a su antojo, pero son otros secundarios los que dan la chispa a la novela, como Laura, la fallecida esposa de Sombra o Sam, una chica a la que recoge en la carretera.
El relato de Gaiman me resultaba confuso y parecía que la novela no tenía rumbo durante muchas páginas y eso me frustraba muchísimo a pesar de la musicalidad de su pluma. A veces se me escapaba qué estaba sucediendo en las páginas y eso hizo que me costará más de media novela engancharme. Quienes han seguido mi odisea con esta novela lo saben. Pero a la vez todo me resultaba extrañamente fascinante, como si hubiese una especie de magia en el libro. Y, por supuesto, todo un desfile de dioses de todas las mitologías habidas y por haber.
No sabría describir si he disfrutado o no de American Gods. Sé que muchos pensarán que, sencillamente, no he entendido la historia, no voy a decir que no tienen razón porque no sé si la he entendido. Lo que tengo clarísimo es que se trata de una novela que no tiene igual, que es única y especial y que puede que yo no haya sabido ver del todo lo que hace que tanta gente ame esta novela, que para mí, más que una lectura ha sido una experiencia. Espero que si alguno de vosotros, al otro lado de la pantalla, absorbido por alguno de los dioses de la tecnología, decide hincarle el diente, sepa disfrutarla al cien por cien y no tenga esta sensación que tengo ahora mismo de extrañeza cuando pienso en American Gods.

Valoración
3,5

Ficha
Título: American Gods X aniversario
Título orginal: American Gods X anniversary
Autor: Neil Gaiman
Traducción: Mónica Faerna
Año: 2001 y 2011
Edición española: 2012
Editorial: Roca
ISBN: 9788499185422
Gracias a Roca por el ejemplar para la reseña.

13 comentarios :

  1. Está claro que no todos disfrutamos de los mismos libros por igual, pero me ha encantado tu reseña, alabando las buenas cualidades del libro y a la vez reconociendo que te ha costado horrores terminarlo. Yo soy de esos a los que American Gods capturó desde el primer momento, aunque tienes razón al decir que es una novela densa y que parece mucho más larga de lo que es. No obstante, la recomiendo muchísimo, a pesar de los obstáculos, ha sido una experiencia enriquecedora. Besos :)

    ResponderEliminar
  2. No me llama la atención, así que de momento no lo añadiré a mi lista.

    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  3. Tengo mucha curiosidad por él.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Uhm... buenísima reseña. No conocía el libro pero me han entrado unas ganas tremendas de leerle :D

    Un beso nena!!!

    ResponderEliminar
  5. Parece una novela muy interesante, aunque no sé yo si me atrevería a adentrarme en ella...

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Yo sólo me he leído 2 libros de Gaiman: Objetos frágiles y Los hijos de Anansi. El 1º es uno de los mejores libros que me haya leído, y el último relato tiene que ver con American gods; el 2º estuvo entretenido, cómico y singular, como supongo que son todos sus libros, pero no me atrapó. Así que llegué a la conclusión de que su fuerte deben de ser las historias cortas (o menos largas XD). Estoy deseando leerme alguno de sus libros juveniles.
    Menuda charla te he dado!Besitos!
    Esther.

    ResponderEliminar
  7. Estaba deseando leer tu reseña de este libro, ya que además de que me llama muchísimo la atención me picaba la curiosidad al ver que comentabas en Twitter que te estaba costando horrores leerlo. Definitivamente la temática me parece de lo más apetecible, aunque tengo miedo de que me pase como a ti y se me haga lento y pesado >.< (porque en ese caso sé que no disfrutaré ni la mitad de la lectura...). En fin, que estoy deseando leerlo a ver qué tal está. :3

    ResponderEliminar
  8. Ya te veía yo por Twitter frustrada, yendo y viniendo. Aish :)
    He conocido a Neil Gaiman en dos aspectos muy distintos, dentro de lo increíbles que son para mí sus historias, todo lo que lo envuelve y su estilo tan mágico: un tipo de narración sencillo, que a más de una persona podría parecerle que peca incluso de demasiado simple, creando una estructura casi de cuento, escribiendo suave, historias muy ricas pero sin detallar en exceso ni describir ampliamente esos mundos (como en el caso de Coraline o El libro del Cementerio). Y otro tipo, en el que -sin haberlo leído, que estoy loca de ganas- creo que encajaría American Gods, y es un estilo pausado, que hace que a la par te fascinen todos los matices que tiene la historia, esa forma de construir un castillo gigante lleno de recovecos, pero que no puedas evitar querer descansar de todo eso, esperar una narración más fluída, que no se diluya tanto la acción entre los detalles del libro (como podría ser el caso de algunas partes de The Sandman o Buenos Presagios, aunque este último está lleno de humor y aplaca un poco lo que te digo).

    No sé si me explico. Eso, eso. ¡Espero que te animes a leer más de Neil Gaiman! No sé si se nota que es mi autor preferido y me estoy pasando ya.

    PD: Si piensas intercambiar o vender el libro, aquí yo.

    ResponderEliminar
  9. He oído hablar mucho de esta novela y, aunque parece interesante la verdad, no termina de atraparme. De todos modos, no nos puede gustar a todos lo mismo, eso sería demasiado aburrido. Espero que tu siguiente lectura te deje mejor sabor de boca.

    ResponderEliminar
  10. Tras leer tus comentarios en twitter tenía muchas ganas de leer la reseña xD Por un lado, me llama mucho la temática, la sinopsis, etc. pero ESOS puntos negativos que has resaltado... Me echan demasiado para atrás.

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía, pero no pinta mal ^^
    Gracias por la reseña!!

    besitos<3

    ResponderEliminar
  12. Hoy acabo de terminar de leerme esta edición especial, que contiene prólogo de Gaiman y demás. Primeramente debo decir, que he leído antes de American Gods tres libros de él (El libro del cementerio; El cementerio sin lápidas y otras historias negra; y Coraline). Me han gustado mucho.
    En el caso de American Gods, me sirvió mucho el Prólogo ya que el mismo Gaiman comenta que la historia es como una historia de carretera, algo así dice. Es decir, una trama que va de una cosa a otra, de un lugar a otro, conoce a personajes y en otro lugar conoce a otros, en un lugar se queda más que en otros. Con este detalle, me di una idea de lo que estaba por leer. Concuerdo con algunos de ustedes al decir que es una historia que se desarrolla algo lento, y que al parecer no se sabe a dónde lleva la cosa. También sentí los altibajos, había partes muy interesantes y otras un tanto pesadas. Cada vez que aparecía un personaje con un nombre extraño, o cosas así, investigaba en internet para complementarlo con lo que estaba leyendo. Me refiero a los mitos, dioses, y esas cosas.
    Personalmente creo que vale la pena leerlo, pero quien vaya a hacerlo creo que debe tener algo de experiencia lectora, y además haberse leído unos cuantos libros de Gaiman para que conozcan su estilo.
    La califico con 8/10.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Que las palabras fluyan por tus dedos...

1. No spam: nada de enlaces.
2. Si quieres que visite tu blog o quieres afiliarme, no me dejes el link, mándame un correo.
3. Los comentarios con enlaces, peticiones de afiliación, etc., serán borrados. Para eso tenéis el correo