19 diciembre 2013

Reseña: Lo que queda de mí

Dos por una.
Addie y Eva son dos hermanas que están tardando en asentarse, para gran preocupación de sus padres. Así que cuando Addie da muestras de convertirse en el alma dominante, todos sienten un gran alivio. Sin embargo, Eva nunca llega a desaparecer. Su cuerpo no le obedece, pero ella sigue allí, y solo Addie lo sabe. Y, cuando descubre que existe la posibilidad de volver a caminar, a reír, a cantar… Se aferra a ella con todas sus fuerzas.
La premisa de la que parte Lo que queda de mí es, cuando menos, atípica. Bien explotada puede convertirse en una historia increíble y dar mucho de sí. Sin embargo, Lo que queda de mí no es la mejor manera de llevarla y, aunque es entretenida, he tenido la sensación de que faltaba algo más.
Eva y Addie son hermanas y comparten un mismo cuerpo. Son dos almas y cuando llega el momento adecuado, una de las almas debe desaparecer para dejar que la otra se asiente. Aunque Addie finge haberse asentado, Eva sigue ahí presente y eso entraña un grave peligro ya que los que son como ellas, los híbridos, son llevados a un lugar misterioso del que nadie parece haber salido, por ello no tienen amigos ni se relacionan demasiado con nadie, hasta que llega Hally y pone todo en peligro.
Creo que la historia habría ganado si se hubiera narrado desde el punto de vista de las dos hermanas. No sólo habría sido más original, sino que nos habría dado una visión más amplia del mundo que crea la autora. Entiendo que la dificultad que entraña narrar una novela desde dos puntos de vista de manera simultánea es grande, por eso, aunque resulte algo parcial, es preferible usar el punto de vista de Eva, ya que ella es la que siempre ha estado en un segundo plano.
La novela presenta un interesante dilema en cuanto al romance y me gustaría saber cómo va a enfocar eso la autora más adelante ya que, por suerte, el amor no es uno de los pilares de la novela, sino que se centra en otros aspectos, como la moralidad de cierto tipo de experimentaciones científicas o la dualidad de las almas.
La pena de que la novela esté narrada desde el punto de vista de Eva es que la imagen que tenemos de Abby es completamente subjetiva y, realmente, conocemos al personaje desde una visión condicionada por el hecho de ser el alma recesiva. Eva es un personaje interesante y cabe destacar su fuerza y su voluntad, Addie, por otro lado, no es tan fuerte como parece, pero entiende la necesidad de su hermana de no desaparecer. Hally y Lissa y Devon y Ryan son el complemento ideal para esta historia y, a su vez, también dan cuenta de esa dualidad tan presente en la novela, contrastando las personalidades de sus almas.
Kat Zhang parte de una base interesante y la desarrolla de manera lógica y coherente. Sin embargo, a la novela le falta fuerza, quizás un conflicto mayor o una mayor carga dramática, ¿un enfrentamiento entre las almas quizás? Por eso, aunque he disfrutado de esta historia, me ha sabido a poco. Está claro que sirve de introducción y puede que Zhang sepa explotar mejor sus armas en el futuro.
Lo que queda de mí puede ser un soplo de aire fresco para los que estén cansados de historias cargadas de romance y chicas que no saben sacarse las castañas del fuego, porque si algo tiene Eva es iniciativa y sabe tomar riesgos aunque eso implique ponerse en peligro a sí misma para salvar a los demás. Una novela con las dosis adecuada de acción y emoción y que, por lo menos, nos mantiene enganchados y entretenidos durante un buen rato.

Valoración
3,5

Ficha
Título: Lo que queda de mí
Título original: What's Left of Me
Autora: Kat Zhang
Traducción: Sonia Fernández Ordás
Año: 2012
Edición española: 2013
Editorial: Maeva Young
ISBN: 9788415893011
Gracias a Maeva por el ejemplar para la reseña.

7 comentarios :

  1. Si por algo me ha gustado esta novela, ha sido por no darle tanta importancia al romance. Creo que la autora va directa al grano, centrándose en lo que se tiene que centrar y es la vida de Eva y Addie. Quizá hubiese sido muy buena idea lo que comentas de que mejor si hubiese estado narrada a dos voces, pero también estoy de acuerdo contigo en que es un poco difícil, incluso a veces, podría ser un poco lioso para el lector puesto que en este caso de trata de "la misma persona".

    Pienso seguir la saga porque verdaderamente es algo nuevo en el mundo de la novela juvenil que creo que le hace muy bien al género :)

    ResponderEliminar
  2. Me da mucha pereza que sea una saga y no un libro autoconclusivo :D

    ResponderEliminar
  3. Le tengo bastantes ganas a este libro, y la verdad es que no es la primera vez que leo en alguna reseña que al libro le ha faltado fuerza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que al ver tantas reseñas de este libro me ha acabado llamando mucho la atención, seguramente lo lea.
    Besos Paula!

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad es que no pinta mal, pero si dices que está mal llevada.... No sé, igual lo leo más adelante o igual no lo leo porque tengo a la cola otros libros que me hacen bastante más ilusión leerlos que no este.

    Un beso y felices fiestas! ^^

    ResponderEliminar
  6. Tiene buena pinta ;) muchas gracias por tu reseña!!

    besitos<3

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que me atrae la trama, pero no tanto como para seguir una saga. Ya no tengo tanto como para seguirlas, es antieconómico y me decepcionan bastantes, pero muchas gracias por la reseña.
    Abrazos, Niva.

    ResponderEliminar

Que las palabras fluyan por tus dedos...

1. No spam: nada de enlaces.
2. Si quieres que visite tu blog o quieres afiliarme, no me dejes el link, mándame un correo.
3. Los comentarios con enlaces, peticiones de afiliación, etc., serán borrados. Para eso tenéis el correo